¿Cómo usar la tecnología según la edad de tus hijos?

¿Cómo usar la tecnología según la edad de tus hijos?

18
Octubre 2019

Es muy importante controlar el tiempo que los pequeños pueden pasar frente a una pantalla para no afectar su salud.

Desde la aparición de los aparatos tecnológicos los padres nos hemos preocupado por cuidar cuánto tiempo pasan nuestros hijos utilizándolos, ya sea viendo la televisión o jugando videojuegos. Sin embargo, con los grandes avances de la tecnología, ahora existe un abanico mucho más amplio de posibilidades para que nuestros pequeños tengan contacto con el mundo virtual, ya sea a través de teléfonos o tabletas en los que pueden acceder a aplicaciones, redes sociales, etc.

Es por eso que debemos tener mucho cuidado con el tiempo que los niños pueden pasar al lado de estos artefactos, tomando medidas para moderar de manera razonable la cantidad de horas diarias. Pero, para esto debemos tener presente las diferencias que existen según la edad de nuestros chicos.

Imagen: Maestros de México

Niños pequeños y etapa preescolar (0 a 4 años)

Los niños pequeños menores de dos años deberían evitar tener contacto con la televisión u otros aparatos electrónicos, pues a esta edad desarrollarán mejor su cerebro teniendo contacto directo con las personas, mas no con pantallas. Sin embargo, una vez superada esta etapa la cosa no será tan simple, pues para brindarle su primer contacto con la tecnología primero debes enseñarle la manera correcta de usarla.

Consejos como “no usar el teléfono en la mesa”, “mirar a las personas cuando le hablan y no a su celular”, “no caminar por la casa mirando el teléfono”, entre otros; pueden ser muy útiles para que inicien con el aprendizaje. Al mismo tiempo, es importante que los niños no se limiten a las pantallas y desarrollen actividades al aire libre y juegos libres de reglas, donde ellos decidan qué hacer, pues esto los ayudará a compartir con otros chicos, tomar decisiones y fomentar su creatividad.

Por otro lado, es preferible que al realizar un viaje largo, ya sea en auto o avión, los chicos no lleven ningún celular o tableta, pues es muy importante que puedan mirar a su alrededor y conocer el mundo fuera de su hogar. Además, debemos evitar en lo posible que las reuniones junto a otros pequeños tengan presencia de estos aparatos, pues debemos procurar que compartan entre ellos para desarrollar sus habilidades sociales.

Imagen: Cmujer

Niños de escuela primaria (5 a 11 años)

En esta etapa es muy importante que los padres pasemos tiempo al lado de nuestros hijos de la mano con la tecnología, ya que es muy fácil que ellos se encuentren con contenido inapropiado en la web. Es por eso que la mejor manera de enseñarle al niño la realidad es viendo diferentes cosas junto a él e indicarles cuando un contenido sea negativo, explicándoles por qué para que puedan ir formando su propio criterio y permitirles que así desarrollen valores.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que el tiempo que pasen los niños de esta edad frente a las pantallas como entretenimiento no exceda las dos horas diarias, además de enfatizar que el contenido debe ser apropiado para su edad, estimular su imaginación y resaltar los valores morales. Al mismo tiempo, es vital no convertir la televisión en un premio ni quitársela si se portan mal, pues de esta manera la estamos convirtiendo en un objeto más deseable y es más probable que un pequeño le dé un valor mayor al que realmente tiene.

Un punto muy importante en esta edad tiene que ver con la pornografía, pues aún si ellos no la están buscando, actualmente es muy fácil encontrarse con este tipo de cosas mientras uno navega por la web. Es por eso que debemos estar preparados para el momento en el que ellos la descubran, estando siempre dispuestos a tener una conversación correcta sobre sexo con nuestros hijos, ya que al resolver sus dudas es menos probable que ellos busquen respuestas a su curiosidad en internet. Además, teniendo en cuenta su edad, debes encontrar la manera precisa de informarle que lo que ha visto es una expresión natural y real, quitándole la etiqueta de prohibido que podría atraerlo aún más.

Imagen: Ordine Psicologi

Preadolescentes y adolescentes (12 a 18 años)

A esta edad es muy probable que tus hijos ya tengan sus propios equipos, celulares o tabletas, sin embargo, es importante saber que las reglas anteriores todavía deben aplicarse. A pesar de que en esta etapa ya deben haber aprendido, debemos señalar la importancia de mantener las buenas costumbres y señalar cada vez que alguna de estas sea ignorada.

Al mismo tiempo es importante que tengas contacto con la tecnología, no solo para que conozcas y entiendas todo lo que tu hijo podría estar viendo, sino también para que puedas educarlo con el ejemplo. Al hacer esto le demostrarás que estás interesado en el tema y, más importante, que tu hijo te importa, lo que provocará una mayor cercanía y comunicación, pues a pesar de que su círculo social haya crecido mucho, siempre debe haber un tiempo para hablar contigo.

El Facebook y otras redes sociales señalan los 13 años como la edad adecuada para empezar a usarlas, aunque algunos niños mienten y crean cuentas antes de eso. Tú puedes decidir cuál es la edad adecuada para que tu hijo empiece su vida en las redes, solo es necesario que te asegures que será muy cuidadoso con la privacidad. Es recomendable que revises toda la configuración con él, le expliques el proceso de publicación y, más importante, te asegures que sepa qué contenido debe ser público o privado. Lo mejor es aconsejarle que no comparta nada con lo que no se sintiera cómodo si llegara a ser visto por todo el mundo, incluyendo su familia.

Bajo ese mismo criterio, es de vital importancia que le expliques por qué compartir fotografías desnudo (sexting) es una muy mala idea, haciéndole conocer las consecuencias que esto podría tener, pues en muchas ocasiones no han existido malas intenciones pero hay historias de chicas extorsionadas y hasta cosas peores. Además, debes enseñarle a tener cuidado con los mensajes que envíe a sus amigos, pues en muchas ocasiones pueden malinterpretarse al no ver una expresión de su rostro o no escuchar su tono de voz.

Para apoyar todo esto, especialistas aconsejan que sigas a tus hijos o te hagas amigo de ellos en las redes sociales, para poder monitorear su perfil periódicamente. Sin embargo, esta amistad no debe convertirse en espionaje, es decir, puedes revisar sus fotografías y publicaciones, pero no leer sus mensajes ni invadir su privacidad a menos que exista un motivo de preocupación, pues debemos confiar en nuestros chicos si queremos que ellos hagan lo mismo con nosotros y no nos oculten las cosas.

Imagen: Getty

Recuerda que APPrendiendo en Familia es un proyecto que Fundación Telefónica y Latina promueven con tres pilares: Familia, Educación y Tecnología. El objetivo es fomentar el uso de las nuevas tecnologías de manera positiva y utilitaria en un entorno familiar y educativo. ¡Te invitamos a compartir este espacio!

Mira el siguiente consejo que tenemos para ti